25 de febrero de 2014

Arbonium:Hielo caliente en Kandersteg con el GTAA


A principios de febrero el Grupo de Tecnificación de Alpinismo de Aragón (GTAA), pusimos rumbo a la comunidad Suiza de Kandersteg, paraiso europeo del hielo. Pues en fin, somos gafes, y lo que encontramos no era ni mucho menos el paraiso pero aun así todos pudimos hacer algo y sobre todo nos permitió aprender muchísimo de dos grandes: Manu Cordova y Javi Bueno con sus clases magistrales de hielo, evaluar condiciones, dry-tooling, cartografía... Un lujo vamos!!


Esta entrada trata del primer día de actividad en la que Bartolari y yo decidimos quedarnos a escalar en la zona baja: Oeschinenwald, muy próxima al pueblo. Más bien lo decido yo porque mi rodilla no está para trotar mucho ni para abrir las trincheras que hace falta con la nieve que ha caído. El resto de gente prefieren subir al sector Breitwangfluh a probar suerte, pero la suerte no está con ellos, y al encontrar el camino de subida tarde, todos deciden pasar el día en la misma zona que nosotros.


Nos despertamos y tomamos el desayuno a base de té verde y galletas sin azúcar y un par de mandarinas. El té verde se acabará cuando descubramos como va la cafetera. Me he despertado con el azúcar más bien bajo por lo que me ajusto la dosis de insulina y no me pincho mucha. 
Salimos del hotel con la furgo del equipo y nos dejan a escasos 10 minutos de la zona en plan Equipo A. Comenzamos a andar y vemos la primera en un momento. Yo me caliento y digo: Tiro yo!! Tiro yo!! Bartolari, que mantiene la cabeza más fría, no le importa y me cede el puesto.


Llegamos al pie de cascada y comenzamos a preparar todo el material y nos damos cuenta de que está cayendo una buena cascada de los chupones y que la sección es muy delgada. Evaluamos la situación y vemos que solo escurre por los chupones y que la sección vertical por la que tendré que pasar está seca. Aquí me arrepiento del exceso de motivación anterior y hubiera preferido una rifa de largos... Pero bueno!! Me pongo a ello y comiendo a escalar sabiendo que no voy a poder usar muchos tornillos ya que no van a tener mucho sentido en la columna. Me planto debajo de la sección vertical calado despues de pasar en travesía por debajo de la cascada de agua y aquí si que me arrepiento de la boca tan grande que tengo. Guardo un poco el miedo y paso la sección intentando levitar (cosa que no se me da muy bien) dando los golpes justo e intentando ganchear lo máximo posible. Salgo de la sección ya un poco más tranquilo y comienzo el tramo de 80º metiendo algún que otro tornillo dudoso y termino un largo de casi 60 metrazos a tope de manguito llegando como un estropajo a la reunión: Calado hasta los huesos y con frío en aumento. Reunión de tornillos en la mejor zona de hielo que encontré.




El resto de la vía tiene mejor calidad de hielo sin llegar a ser bueno del todo, con algún que otro paso de templar nervios como la entrada a la reunión del tercer largo y el comienzo del cuarto, que por la falta de hielo nos encontramos con que hasta desplomaba.




El azúcar fué muy bien. He tenido que tirar de diario para recordarlo. Esto es algo súper importante para mi ya que tengo la cabeza muy mala y hay que apuntarse las cosas para aprender de los errores y de los aciertos:

-Esa mañana me levanté bajo, con 69 exáctamente. Decido desayunar lo mismo que pensaba pero con menos dosis de insulina. El té verde que he comentado antes con las galletas, las mandarinas, un bollo que compramos sin azúcar que me llevo para el camino.
-Para la vía me llevo 4 barritas de las cuales me como 2: Una en la segunda reunión y otra arriba del todo para la vuelta. Aun quedan otras dos por si surgiera algún problema en la bajada.




*Un consejo para hacer deportes en frío: Guardar el medidor pegado al cuerpo ya que con frío, o no medirá o la medida no será correcta. Tampoco dejar los bolis muy a la intemperie, no se si se llega a congelar pero supongo que no será bueno tanto frío. 

El día entero me encontré genial con el azúcar y llegué al hotel un poco en el límite por abajo con 73 según mi medidor. Ningún problema ya que Bartolari, que fue el Chef de la expedición, se puso manos a la obra y cenamos al poco rato de llegar, todo rico rico y sano sanote.

A ver si me pasan las fotos y os cuento el resto de la semana con los hermanos Osso Gryzzly, Gomollon's Style, Iker Arroz a punta de pala, Bartolari y los dos Senseis.

Un saludico compañeros!





1 comentario:

  1. Joder como cojones te acuerdas de que comiste. Eres una maquinica.

    ResponderEliminar