25 de enero de 2017

Corredor Quintana al Taillon


Hacía ya mucho tiempo que no publicaba nada. He tenido este tema un poco de lado y descargando los datos del glucómetro, me he decidido a hacer una nueva entrada.

Se trata de una salida que realicé con mi gran amigo de Sendero Limite Carlos Roy con el que siempre es un gustazo el salir al monte, aunque me lleve con el gancho. Fué el pasado 18 de Diciembre.


Viendo que las condiciones en el monte prometían, nos decidimos a acercarnos a la cara oeste del Taillon. Carlos ya había escalado el corredor central así que nos decidimos por ir al Quintana.

Nos acercamos el sábado por la noche a dormir en la pradera de bujaruelo y nos levantamos el domingo por la mañana para empezar a andar a eso de las 6:30 de la mañana. 

No me acuerdo mucho de los horarios que llevamos, la verdad, pero la actividad es larga. Se trata de una aproximación con un desnivel importante en el que ya empiezas a desgastar bastante. Amanecí con 112 de azúcar y desayune café con leche, muesli sin azucar añadido y galletas. Me pinché un par de unidades menos de los normal, pero la noche anterior cometí el error de no corregir la Lantus que en actividades largas siempre me ayuda el bajar la dosis para aguantar todo el día de desgaste.

Me llevé para la actividad como medicación, la insulina rápida y glucagón. Como comida me llevé 4 barritas energéticas con azúcares rápidos, otras 3 con azúcares más lentos y un par de geles por si las moscas. También me llevé un mini bocadillo de jamón cocido.

Como material nos llevamos 8 cintas, 4 tornillos, algún clavo, una cuerda de 60 de 7,3 que usamos en doble, Camalots del 0,75 y 1, y semáforo de alien.

La actividad empezó bien y llevábamos buen ritmo pero a la llegada al puerto de Bujaruelo empecé a notar que me faltaban las fuerzas y decidí comer una barrita de las rápidas y seguir. En el último muro antes de llegar al pequeño circo de la cara oeste noté que seguía flojeando y me tomé otra. 

Llegamos a la cara Oeste y me mido el azúcar. Tengo 49... Esta vez me he gestionado mal o fatal. Me sale 49 después de haberme comido dos barritas ya... Paramos un rato y me como parte del bocadillo y un gel. En seguida me empiezo a encontrar mejor así que nos decidimos a salir hacia el corredor Quintana en el que parece que ya hay gente escalando.


Llegamos al pie del corredor y esperamos un poco a que teminen el primer largo la cordada de 3 escaladores muy majos que llevamos delante.  Hacemos un primer largo con un pequeño resalte de hielo seguido de una rampa de nieve hasta llegar a los compañeros que llevamos delante donde monto reunión al lado de ellos intentando molestar lo menos posible. Ellos llevan delante otra cordada. Hoy está el monte a reventar. 


El siguiente largo que hacemos es un resalte de hielo un poco más tieso y un poco mas largo que está en unas condiciones espectaculares y en el que disfrutamos mucho. Vuelvo a montar reunión y al siguiente sale Carlos.


Se trata de otro pequeño resalte con muy buenas condiciones seguido de una rampa de nieve en la que salgo al ensamble hasta que Carlos monta reunión debajo del paso de mixto. 


Salgo el último largo de mixto que gracias a las condiciones, estará más facil que otras veces. Hemos tenido suerte!! Carlos sale al ensamble y hacemos cima. 


Me vuelvo a medir el azúcar y sale 69. Pues sí que me he gestionado mal esta vez...!! Así que me como una de las barritas con azúcar rápido y otra de las lentas junto con lo que queda de bocadillo. recogemos material  y nos ponemos en camino de bajada por el collado de Gabietos. 

Nos cuesta mucho tiempo bajar ya que llevo la rodilla muy mal y al final casi no puedo ni andar pero al final llegamos al coche y me vuelvo a medir el azúcar. Esta vez 79.

En esta actividad el azúcar no me ha ido muy bien. Creo que el problema más que en la insulina del desayuno estuvo en la Lantus que me pinché la noche anterior. Cometí el error de pincharme un dosis normal y tendría que haberla bajado para aguantar todo el día.

De los malos días también se aprende y por eso me animo a compartir este día. Por si a alguien le ayuda o le puede aportar algo.

Un saludico compañeros



 

1 comentario:

  1. Hola. Mi nombre es Alfredo y debuté hace dos años como tipo 2. Aunque yo ya hace 6 meses que me olvidé de la insulina te comento que lo que yo suelo hacer es más senderismo por montaña y suelo hacerme una especie de galletas de avena con stevia (hojas) y voy comiendo lo que serían unos 10 g de copos de avena cada 45-60 mn, según lo exigente que sea el camino que tengo por delante. Aunque si que es verdad que yo normalmente amanezco con 85 y suelo ir durante la actividad con glucemias entre 70 y 90. Por lo demás, suelo hacer las 6 comidas normales, a mis horas habituales y el exceso de actividad lo voy gestionando con anterioridad a que ésta se produzca. Pero como ya sabrás, de la insulina a las pastillas es un mundo. Al igual que entre una persona y otra.

    Un saludo,
    Alfredo

    ResponderEliminar